Header Ads

Venezuela denuncia campaña de hostigamiento de EE.UU. que insiste en quebrantar soberanía del país

ELVICTORIANO.COM.VE - Venezuela reiteró su denuncia mundial contra el Gobierno de Estados Unidos de América (EE.UU.) por la insistencia de quebrar la legalidad democrática y la soberanía de la República Bolivariana, con su evidente empeño de respaldar a los ejecutores del golpe de Estado que planificó, promovió y financió el pasado 30 de abril. 

Mediante un comunicado, el Gobierno Bolivariano amplió el análisis de las evidencias y pruebas de este acto inconstitucional y alertó a los países del mundo sobre las amenazas que abiertamente protagoniza el gobierno norteamericano.

El canciller Jorge Arreaza publicó un comunicado en su cuenta Twitter, en la que expresó que el mundo ha sido testigo del operativo confeso que pretendió derrocar al gobierno legítimo. Advirtió, además, que las normas jurídicas de la casi totalidad de los países penalizan ese tipo de delitos.
A continuación, el texto íntegro del Comunicado Oficial: 
La República Bolivariana de Venezuela considera necesario ampliar información en relación con el reciente intento de golpe de Estado ocurrido el pasado 30 de abril del corriente.
Tal y como Venezuela ha venido denunciando desde el pasado mes de enero, desde Estados Unidos se instiga, promueve, organiza y financia una irresponsable campaña que tiene por objeto producir un cambio de gobierno por la fuerza, demostrando su desprecio por la soberanía, la paz y la democracia.
En este contexto, el mundo ha sido testigo de la temeraria operación llevada a cabo por elementos civiles y militares el pasado martes 30 de abril, con el confeso objetivo de derrocar al gobierno constitucional venezolano, la cual fue sofocada y derrotada en menos de veinticuatro horas, gracias al respaldo del pueblo soberano y a la lealtad y compromiso democrático de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.
A lo largo de los días transcurridos desde entonces, Venezuela está recibiendo desde todos los rincones del planeta los pronunciamientos de condena sin  paliativos de estos hechos por parte de gobiernos y organizaciones de todas las tendencias políticas, con la excepción de los habituales personeros del gobierno de Estados Unidos y el grupo de países satélites que ha venido adelantado la sistemática agresión contra Venezuela, quienes han declarado admitiendo no solo su respaldo, sino incluso su responsabilidad en estos hechos.
En contraste con esta tendencia mayoritaria, el mundo está siendo testigo de cómo algunos gobiernos han decidido emitir opiniones no solicitadas en relación con la administración de justicia en Venezuela, permitiéndose la temeraria postura de cuestionar el procesamiento judicial y la consecuente privación de libertad de ciudadanos abiertamente incursos en la asonada en contra del orden constitucional.
Debería ser innecesario tener que recordar que los delitos cometidos por los protagonistas de estos hechos, con fines de promover el derrocamiento del gobierno constitucional, están contemplados en la totalidad de los ordenamientos jurídicos del planeta, incluyendo las de los países que pretenden realizar estos cuestionamientos.
Habría que preguntar a los gobiernos de aquellos países que, de forma arrogante, se permiten señalar a Venezuela y cuestionar su calidad democrática, si ante una intentona equivalente contra el orden constitucional, sus sistemas de justicia incurrirían en dejación de sus funciones y se abstendrían de encausar a los responsables de tales delitos.
Detrás de esta postura aparentemente necia, los gobiernos concernidos son perfectamente conscientes de que están prestando sus voces al nefasto coro que su mandante está dirigiendo para desencadenar situaciones de inestabilidad política interna que justifiquen la intervención extranjera que los factores guerreristas estadounidenses han venido anunciando sin ningún rubor.
El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela seguirá analizando detalladamente las actitudes hostiles de estos gobiernos y sabrá tomar decisiones que garanticen la protección del Estado y sus instituciones, en defensa de la República y de los derechos de su Pueblo, bajo el  precepto indeclinable de su único mandante: la Constitución Bolivariana de 1999.
Nuevamente, el golpismo será derrotado por la Constitución, la institucionalidad democrática y el valor indomable del pueblo venezolano. En Venezuela triunfarán la paz y la democracia.
Caracas, 09 de mayo de 2019

No hay comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Con la tecnología de Blogger.