29 ago. 2018

La obra familiar Érase una vez bautiza a Henry Soto como director de teatro

ELVICTORIANO.COM.VE - Solo dos fines de semanas restan para que culmine la temporada de Érase una vez, pieza para toda la familia escrita por la joven dramaturga Daniela Vielman en la cual debuta como director el conocido actor de televisión, cine y tablas Henry Soto.

El montaje cuenta la historia de Valentina, una niña de ocho años que demanda mayor atención de su mamá y de su papá, quienes se ven cada día más absorbidos por el trabajo, la tecnología y el trajín de la vida de la ciudad. Las funciones son en el Teatro Nacional, en la parroquia Santa Teresa de Caracas, los sábados y domingos a las 4:00 de la tarde.

"Sí, el público me conoce como actor, pero esto es algo que quería hacer desde hace bastante tiempo", responde Soto al ser interrogado sobre su estreno como director de teatro, y no al frente de una obra cualquiera sino de una pieza para niñas y niños, el más exigente de los públicos. Afortunadamente este compromiso no lo afronta solo ya que Vielman, la escritora y actriz del montaje es también su compañera de vida. Completa el cartel el intérprete Leomar Hernández.

Soto dice que la iniciativa de llevar esta historia a las tablas nace de la inquietud por ofrecer propuestas novedosas y de calidad para los pequeños de la casa.

"Vengo formado en el teatro infantil, mi esposa también, y ambos veíamos con preocupación cómo se está tratando últimamente, no en todos los casos pero sí en su gran mayoría. Lo que más me molestaba eran los temas a tratar, la recurrencia, cosas ya hechas, en fin, de verdad pensamos que se podían hacer cosas mejores y esta es nuestra propuesta", comentó en declaraciones para la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

A Soto le causa placer trabajar en un escenario como el del Teatro Nacional, donde ha logrado una respuesta excepcional por parte de la audiencia. Aclara que ocupar estos espacios con arte no implica que esté casado con una tendencia política, antes bien, considera que es su responsabilidad como creador llegarle a la gente de todos los sectores.

"Soy artista y estoy trabajando para el público desde hace más de 40 años, jamás he tenido etiquetas políticas. Yo voy a donde el público lo requiera. Siempre me ha ido bien en el este como en el oeste, en el centro, arriba o abajo. Lo que más nos importa es la historia y el mensaje, que lo disfruta toda familia", dijo.

"Para mí trabajar en teatros como el Nacional, el Municipal, el Principal o el Catia es una recompensa merecida por tantos años dedicados a esta profesión honestamente. Es todo un privilegio, es una belleza, es entrar en una historia, es respirar el arte, es ver frescos de Cabré -un poco deteriorados, ojalá haya las ganas de mandarlos a restaurar-, es una de las mejores acústicas que podemos tener en Venezuela, y pues, felices", aseguró.

Reveló que el principal recurso que usa para dirigir el montaje y atrapar la atención de la concurrencia es la honestidad, acompañada de un buen texto. "Me gusta la confianza que han depositado los actores en mí", destaca como parte de los placeres que ahora experimenta con esta nueva faceta.

Soto sueña hoy con el proyecto de edificar una compañía de teatro estable, y con respecto a Érase una vez, espera poder llevarla a escenarios de otras ciudades del país. Por ahora, al culminar la temporada en el Nacional se muda al este de Caracas para instalar la pieza en la tarima del teatro Premium.

 
Copyright © 2006 ELVICTORIANO.COM.VE - Periódico Digital del Estado Aragua para el Mundo. Sitio desarrollado por