El tiempo - Tutiempo.net

18 nov. 2017

Fallece vocalista de la agrupacion venezolana Kingchango

ELVICTORIANO.COM.VE - José Andrés Blanco, mejor conocido como Blanquito Man y vocalista de la agrupación King Changó, falleció este jueves 16 de noviembre luego de perder la batalla contra el cáncer.

El cantante fue diagnosticado con cáncer de colon en el 2014 y se encontraba recaudando fondos para una operación en Estados Unidos. La noticia fue confirmada por el periodista William Padrón y el sitio web especializado en música Oídos Sucios.

Blanquito Man tuvo una recaída en Nueva York el pasado mes de mayo por los efectos del tratamiento de quimioterapia. El talentoso cantante fue sometido a más de 10 intervenciones quirúrgicas que lo mantuvieron con vida hasta que su cuerpo decidió despedirse del plano físico.

Recordemos

Hace casi 20 años, la disquera Luaka Bop afirmó que King Changó se había establecido en la cima internacional del rock latino desde el momento en que la banda debutó en 1996 con su disco homónimo. En ese álbum, temas como “Melting Pot” y “Confesión” marcaron una época, así como otros tantos que se han compartido en redes desde el jueves, cuando falleció el vocalista Blanquito Man.

Fue el sello Luaka Bop, fundado por David Byrne, el que editó los dos discos de la agrupación. El primero, King Changó, presentado en 1996, y el segundo, The Return of El Santo que apareció en el año 2000. Su verdadero nombre era José Andrés Blanco Aybar y le diagnosticaron cáncer de colon hace tres años.

“En la segunda mitad de la década de los noventa y a principios de este siglo, Blanquito Man tuvo su apogeo con King Changó. Recordemos que él se fue a Nueva York cuando era chamo, sin intenciones de formar una agrupación. Era diseñador gráfico y su afición por la música de Jamaica, especialmente su admiración por Yellowman, lo estimuló después para formar un grupo. Solo le faltaba un empujón”, cuenta Juan Carlos Ballesta, editor de la revista Ladosis.

El crítico musical indica que ese primer disco, editado por el sello que después firmaría a Los Amigos Invisibles, le abrió las puertas para colaboraciones y compilatorios

“Con el segundo álbum empezaron a tocar mucho en México. También comenzaron a venir a Venezuela. Tuvieron una etapa muy fructífera que entró en una especie de pausa en 2003 hasta que regresaron en 2011. Luego Blanquito Man se dedicó a ejercer el rol de DJ, además de su trabajo como diseñador”, agrega.

Ballesta asegura que hay agrupaciones que beben de la influencia de King Changó, como Bomba Estéreo. “Incluso, me atrevo a decir que hubo una retroalimentación con Desorden Público, que a partir de Plomo revienta (1997) empieza a experimentar con otras sonoridades más del Caribe. Nunca lo dirán. Lo mismo ocurrió con King Changó, que se inspiró también en Desorden Público”.

El 5 de noviembre, cuando Juan David Chacón, Onechot, cumplió años, se comunicó con Blanquito Man, a quien en una nota de voz le preguntó qué había pasado con el proyecto de su disco en solitario. No recibió respuesta. “Imaginé que estaba mal”, indica Chacón y recuerda cuándo fue la primera vez que vio a King Changó.

“Fue en una Descarga Belmont en la playa El Agua. Yo no había cumplido los 16 años de edad y era la primera vez que escuchaba a alguien cantar raggamuffin en español. Con los años terminé trabajando con él. Fue un sueño hecho realidad”, refiere.

Blanquito Man fue el responsable del concepto gráfico de los discos Ruff (2010) y Natural (2013) de Onechot. En este último álbum, ambos cantan y producen el tema “Positive World”. “Si eres venezolano y no conoces a King Changó, algo está mal en ti. No conozco a nadie que no lo haya escuchado. Blanquito solo cambió de plano y su obra se mantendrá. Fue un gran ser humano. Su partida no fue triste. Se fue feliz y no duró mucho la agonía”, indica.

Julio Briceño, cantante de Los Amigos Invisibles, afirma: “El grupo dejó en el ideario popular ese sueño del músico que logra el éxito en Nueva York al dejar un nombre en el mercado. Yo no soy fan del ska, así que no tenía afición por ellos. Pero los panas en tarima generaban mucha empatía en el público. Yo he tratado de tomar como ejemplo esa energía de Blanquito Man que todo frontman debe tener. La energía y la buena onda lo caracterizaban”.

Como anécdota, el vocalista rememora: “Nos regaló el logo del primer disco de Amigos Invisibles. Lo hizo en una servilleta y luego lo envió pintado. Creo que en el disco original o en la calcomanía se podía ver su firma. Nos conocimos en Nueva York. Lo hizo después de escuchar a la banda”.

 
Copyright © 2006 ELVICTORIANO.COM.VE - Periódico Digital del Estado Aragua para el Mundo. Sitio desarrollado por