9 ene. 2012

Investigan enfrentamiento a tiros en caso del hijo del comandante de la Guardia Nacional

Cuatro impactos de bala hallados en el vehículo del hijo del comandante de la Guardia Nacional, el general Luis Motta Domínguez, han provocado que la tesis inicial de “homicidio intencional en grado de frustración” no sea la principal, por lo que la experticia se enfoca hacia la del “enfrentamiento”.


Así lo revelan las investigaciones realizadas por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que arrojan según conoció de manera exclusivaPrimicias24.com que en el suceso donde está involucrado Luis Alfredo Motta Vargas, de 25 años que dejó una persona herida de bala la madrugada del 1ro de enero a la salida de una discoteca en Las Mercedes, hubo un choque armado que involucró al menos tres pistolas.

Como se recordará, en la versión inicial que ofreció el alcalde del municipio Baruta, Gerardo Blyde, se señaló a Motta Vargas como el responsable de accionar el arma que hirió a Luis Eduardo Martínez, de 30 años.

No obstante, esa acusación sólo podrá comprobarse si se logra extraer la bala que Martínez tiene alojada en el coxis y al hacerse la experticia, verificar si coincide con la del arma que manipuló Motta Vargas.

La otra parte del cuento

Según han señalado testigos del hecho registrado en el baño del local nocturno Barriot, ubicado en la urbanización Las Mercedes de Caracas, hubo una discusión entre Luis Alfredo Motta Vargas y Ender Texeira, hijo de David Texeira, el dueño del bodegón de exquisiteces y delicateses Rey David, ubicado en Los Palos Grandes y en Valle Arriba.

Gráfica Referencial

La situación no había pasado de unos gritos e insultos, cuando presuntamente Texeira le ordenó a uno de los vigilantes de la discoteca que le buscara su pistola, por lo que Motta Vargas sale del lugar y busca un arma –de la cual no posee porte legal- que tenía en su vehículo. Es allí cuando se registra el enfrentamiento, que además de dejar herido de bala al ya mencionado Luis Eduardo Martínez, otros cuatro disparos se evidencian en la carrocería del carro del hijo del general de la Guardia Nacional, incluyendo uno en el puesto del conductor. En las declaraciones tomadas por la policía científica, se asegura que tanto Motta Vargas, Texeira y un tercer individuo que aún no ha sido identificado, accionaron sus armas en el suceso.

Tres cabos sueltos

1. ¿Quién paga la cuenta?: Martínez, aunque ya salió de peligro, su situación de salud es de cuidado, debido al lugar donde quedó alojada la bala que lo hirió. En este sentido, ha llamado la atención de los investigadores que el padre de Ender Texeira, el empresario David Texeira, ha sufragado parte de los gastos que ha generado la hospitalización de Martínez en el Urológico San Román.

2. ¿Quién es el culpable?: Algunos efectivos de la Policía Municipal de Baruta actuaron con mucha celeridad para responsabilizar a Motta Vargas de los hechos, quien tras ser recluido durante cuatro días en el módulo de ese cuerpo se seguridad ubicado en el sector Piedra Azul, fue trasladado la sede de la Policía Nacional Bolivariana de Catia. Abogados se preguntan por qué Texeira está en libertad si él también accionó su arma de fuego, mientras que el hijo del general de la Guardia Nacional de una vez fue responsabilizado por el impacto de bala que hirió a Martínez.

3. Hay otro herido: El examen médico forense realizado a los involucrados en el suceso, determinó que además de Martínez, hubo otro herido: el mismo Motta Vargas, quien fue impactado por una bala rasante en una de sus piernas. Junto a ese hecho, los cuatro tiros en el vehículo del hijo del general así como las declaraciones de testigos claves, derribarían la tesis del “homicidio intencional en grado de frustración”; al tiempo que reforzaría la inquietud de los allegados a Motta Vargas: ¿Por qué no está preso también Ender Texeira, a quien solo se le dictó medida de presentación ante el tribunal 24?

Hablan los abogados

Los abogados Leandro Almenar y Morela Ferrer, quienes fueron juramentados como los representantes legales de Luis Alfredo Motta Vargas, han señalado que este lunes presentarán un escrito, en el que solicitarán cambiara “lesiones graves“ la medida jurídica que se le aplicó a su defendido.

El general se pronunció

Gráfica - Imagen Referencial

Aunque no lo ha hecho mediante una declaración a los medios, el comandante general de la Guardia Nacional, Luis Motta Domínguez, decidió utilizar la red social Twitter para dar su posición sobre el suceso que implicó la detención de su hijo mayor por el choque armado frente a un local nocturno de Las Mercedes, que dejó un herido de gravedad.

En su cuenta @LMOTTAD, a través de siete twetts (mensajes de Twitter), el general expresó su posición, tanto institucional como personal, sobre el hecho, al tiempo que agradeció las muestras de solidaridad hacia su familia durante este proceso. A continuación, lo que escribió el general:

“Camaradas gracias por sus palabras de solidaridad y apoyo en estos momentos que como padre estoy pasando. Sin embargo quiero expresarles que como autoridad que soy y miembro del Gobierno revolucionario, estoy consciente de que mi hijo mayor (27 años) quebrantó la ley y debe enfrentar la justicia y pagar la pena que los tribunales de la República le impongan. Asimismo, estoy muy pendiente para que los otros involucrados, porque ya se comprobó que fue un “tiroteo” donde están involucrados otros ciudadanos, sean traídos ante las autoridades y asuman responsabilidad. Hoy más que nunca tengo el ánimo para seguir luchando contra el delito y apoyando la Ley del Desarme porque cualquiera de nosotros puede pasar por esta situación. Como autoridad no apruebo el comportamiento de mi hijo, pero como padre lo apoyaré moralmente en su encierro lloraré para que tenga la fortaleza de soportar su soledad. Les reitero mi agradecimiento a todos. ¡Independencia y Patria Socialista!”
 
Copyright © 2002 ELVICTORIANO.COM.VE - Periódico Digital del Estado Aragua para el Mundo. Sitio desarrollado por Angel Salcedo